Seleccionar página

Bodas baratas: ideas para reducir el gasto en tu boda

Quizás has escuchado que organizar una boda puede costar entorno a los 20.000€ y te has asustado. Pero no te preocupes, porque si estás pensando en cómo planificar la tuya y tienes claro que no quieres gastarte tanto dinero, tengo algunas ideas para ayudarte a unirte a la tendencia de las bodas baratas.

Soy una persona muy curiosa, así que siempre que voy a la boda de un amigo me fijo en todos los detalles y los voy apuntando mentalmente. ¡Espero que te ayude!

Establecer un presupuesto y priorizar gastos

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de planificar tu boda es saber qué tipo de gastos puede haber.

Los más importantes son:

  • Las invitaciones
  • El look de los novios
  • El reportaje fotográfico y de vídeo
  • La ceremonia
  • El coche de los novios
  • El banquete
  • Los detalles para los invitados
  • El viaje de novios

A partir de aquí, es bueno que pienses en cuáles de estos gastos quieres invertir tu dinero, y cuál va a ser el presupuesto máximo que quieres gastar.

Además, conviene que establezcas prioridades: ¿es más importante para ti el vestido de novia o la decoración del banquete? ¿prefieres recortar gastos reduciendo el número de invitados o planificando un viaje de novios más modesto?

Para tenerlo todo bajo control en tu boda low cost es imprescindible comprar una carpeta para ir añadiendo todos los presupuestos y facturas.

Las bodas baratas son tendencia. A continuación, te dejo algunas ideas para que si escoges esta opción, tu día sea perfecto.

Invitaciones

Las invitaciones son muy importantes porque se convierten en la carta de presentación del día más importante de vuestra vida. La idea más barata (y divertida) es que las hagáis vosotros mismos con material de papelería.

Ahora es muy común adjuntar un número de cuenta para que los invitados ayuden con los gastos. Si te da un poco de corte, hay algunas frases bonitas que puedes poner para que quede más natural.

Un truco que me confesó una pareja de casados, y que les funcionó muy bien, es la técnica de entregar las invitaciones “por tandas”. Me explico, ellos empezaron a entregarlas con bastante antelación y conforme algunos invitados iban diciéndoles que no podían asistir, ellos entregaban más invitaciones. De esa forma tan discreta tenían siempre controlado el número máximo de invitados.

El look de los novios

Muchas mujeres sueñan con su vestido de novia desde pequeñas. Yo reconozco que me encanta mirar vestidos por Internet, y hace poco descubrí la tienda Milanoo que tiene unos vestidos de novia de todos los estilos a precios muy baratos.

Pero piensa que no es necesario que busques un vestido que sea específicamente para novia, sino que cualquier vestido de fiesta color blanco que te guste va a ser seguramente más barato y si lo escoges bien nadie notará la diferencia. Sobre todo si piensas casarte de corto, una tendencia que cada vez está más de moda en las bodas civiles.

Los zapatos y el velo dan el toque final al look de la novia en ese día. Puedes ahorrar bastante si compras los zapatos online. En este caso, como puede ser difícil saber si unos zapatos son cómodos o no simplemente con la foto de la web, lo ideal es elegir una tienda con envíos y devoluciones gratis, como Modalia.

Los novios no suelen darle tanta importancia a su traje, así que es buena opción comprar uno que después se pueda utilizar para otras ocasiones pasada la boda.

En cuanto al peinado y maquillaje de la novia, si tienes alguna amiga que lo haga bien no dudes en pedirle el favor. No solo te saldrá más barato, sino que además será más fácil que acierte tus gustos.

El reportaje fotográfico y de vídeo

Éste suele ser uno de los mayores gastos de una boda. Personalmente creo que es importante dedicar un esfuerzo a elegir un fotógrafo que nos guste, ya que es un recuerdo que vamos a tener toda la vida. Si realmente quieres ahorrar en el reportaje, una idea muy chula es comprar una cámara con impresión instantánea.

Otra idea que vi en una boda, y que me gustó mucho, fue la de dejar en la mesa del banquete unas cámaras fotográficas desechables para que los propios invitados inmortalizaran ese momento.

La ceremonia

Ya optes por una ceremonia civil o religiosa, seguramente quieras adornar el lugar con flores y crear un ambiente emotivo con música.

Para contratar estos servicios lo ideal es buscar en tu localidad qué opciones hay, ya que esto va a ser siempre lo más barato, y podrás negociar el precio y lo que va incluido. A la hora de elegir las flores, piensa que las flores de temporada van a ser siempre más económicas. No olvides preguntar si alguien más se casa el mismo día que tú en el lugar que habéis escogido, ya que de esa forma podréis compartir gastos.

Además, recuerda no olvidarte de los anillos, que simbolizan la unión entre vosotros.

El coche de los novios

Si algún familiar tiene un coche que sea bonito, no dudes en preguntarle si le importaría convertirse en el chófer de vuestra boda. Seguro que estará encantado de compartir con vosotros ese momento y os saldrá totalmente gratis.

El banquete de bodas

Dependiendo del número de invitados, el banquete puede ser el gasto más importante, así que es buena idea recorrer varios sitios pidiendo presupuesto, y si es posible con antelación. Pregunta también si es posible que lleves algunas cosas al banquete, como la decoración o la tarta. Los amigos de los novios en la última boda a la que fui se encargaron de llevar gominolas y bizcochos para la discomóvil tras la cena.

A la hora de elegir el sitio conviene que sepas que a las afueras suele resultar más barato que en la ciudad misma, y que el momento más caro del fin de semana suele ser el sábado por la noche. Por otro lado, la temporada va a influir en el precio, así que si apuestas por una boda más barata escoge la temporada baja, que también tiene su encanto. Y voy a contarte un secreto: los precios son hasta cierto punto negociables, sobre todo qué incluirá o no el precio.

Si estás pensando en organizar una boda barata, una alternativa es organizar un cóctel amenizado con música de fondo. El año pasado unos amigos hicieron así su boda y quedó muy original. Un hotel tiene la ventaja de que después podéis pasar allí la noche de bodas, y aquellos invitados que lo deseen también pueden quedarse a dormir. TripAdvisor es un buen sitio donde mirar posibles sitios para el banquete y los comentarios de los usuarios.

Los detalles para los invitados

Hace unas semanas os hablamos sobre detalles de boda originales para invitados. Para ahorrar es buena idea hacer un solo regalo por pareja y regalos individuales para los solteros y niños.

En agosto estuve de invitada en una boda en la que regalaron una maceta con una planta por pareja. Me pareció un regalo súper original, y muy barato.

El viaje de novios

Últimamente parece que sea obligado cruzar el charco para tener una luna de miel en condiciones. Pero nada más lejos de la realidad. Viajar por Europa o España puede ser perfecto, piensa que lo más importante es la compañía. Gracias a Internet es bastante sencillo organizar el viaje uno mismo, lo cual ayuda mucho a planificar tu boda low cost. Hace unos meses organicé mi viaje por Escocia usando TripAdvisor y buscando vuelos en Rumbo y fue todo un éxito.

No quería terminar este post sin animarte con los preparativos de tu boda, ese día tan bonito que siempre vas a recordar con cariño. Lo llaman el “día más feliz de tu vida”, y yo creo que es verdad. ¡Espero que vivas este día con muchísima ilusión!

¿Qué te han parecido las ideas? ¿Añadirías algo para ayudar a los novios a participar de la tendencia de las bodas baratas?

Cómo usar códigos descuento para tus compras online

Mientras que muchos compradores conocedores están familiarizados con el logro de grandes ahorros mediante el uso de cupones de papel disponibles en la mayoría de los grandes almacenes, sólo muy pocos hogares afirman haber utilizado un cupón en línea al hacer una compra de minoristas en línea.

Los códigos descuento online ofrecen a los consumidores la oportunidad de ahorrar dinero en sus compras en línea, al igual que los cupones de papel dentro de las tiendas tradicionales. La mayoría de los compradores que nunca han utilizado un cupón en línea dicen que están perdiendo porque no saben cómo encontrar y cómo usar códigos descuento en línea.

Echa un vistazo a los consejos de cómo usar los códigos descuento:

Entender los códigos descuentos:

Estos códigos se pueden introducir en un cuadro «código de cupón» o «código promocional»en un formulario de pedido en línea para la mayoría de los minoristas en línea. El código de cupón tiene una oferta específica adjunta a ella. Las ofertas pueden variar desde el envío gratuito hasta el 25% de descuento en las compras o más. Una vez que el comprador introduce el código de cupón, el descuento se retirará del formulario de pedido automáticamente. Los códigos de cupón no se encuentran en el sitio web del minorista. Por lo general se colocan en otros sitios como un método de publicidad para llevar a los compradores al sitio del minorista.

Encontrar los mejores códigos:

Utiliza un motor de búsqueda, como Google, Yahoo! u otro que prefiera, para realizar una búsqueda del cupón específico que desee. Por ejemplo, si está buscando comprar algo en Gap.com, debes buscar «Código descuento GAP». Cientos de resultados aparecerán y te tocará encontrar los que son más actuales. Si no estás seguro de dónde deseas comprar un artículo específico y deseas determinar qué minorista ofrece la mayor cantidad de ahorros en línea, haga una búsqueda simplemente por «Código descuento». Esta búsqueda resultará en los sitios web de códigos de cupón más completos. Principales sitios de código de cupón tienen personal a tiempo completo que busca y actualiza cupones diarios. Los sitios especializados de código de cupón están dirigidos a un público específico, como las madres de niños pequeños, y se centrarán en los minoristas para su mercado.

Uso de los códigos de cupón en línea:

Cuando encuentres un cupón que desees utilizar, simplemente haz clic en el enlace proporcionado y haz compras en el sitio del comerciante como lo harías normalmente. Antes de salir, ingresa el «código de cupón» proporcionado. Asegúrate de verificar que sus ahorros se aplican en tu carrito de compras antes de completar el pedido y ten en cuenta que los códigos de cupón pueden caducar en cualquier momento.

Maximizar sus ahorros con códigos descuento:

Investiga y encuentra los mejores sitios de códigos de cupón para sus minoristas antes de que necesites hacer compras en línea. Seleccione algunos sitios de códigos de descuento favoritos y agréguelos para que puedas guardar rápidamente cuando necesites comprar en línea. Hacer un hábito para buscar en sus sitios de código de cupón favorito un código de cupón antes de cualquier orden de compras en línea.

Planifica y consolida tus compras para alcanzar los requisitos mínimos de compra para el envío gratuito. Suscríbete a los boletines de correo electrónico de tu tienda online favorita, que incluirá a menudo ofertas de código de descuento en línea a corto plazo en sus boletines. Por último, suscríbete a boletines de correo electrónico de tu sitio web de cupones descuento favorito para obtener códigos actualizados y ofertas especiales de tiendas online.

¿Debes utilizar un cupón en una primera cita?

Recientemente, hice planes para almorzar con un conocido y hablar de temas de trabajo. Escogimos un restaurante en mi barrio. Tenía un cupón de descuento para tomar un menú degustación. Para la mayoría de vosotros, utilizar un cupón parece obvio, pero no lo saque. No sabía que podría pensar: si era un tacaño, si no quería invitarle, si prefería gastarme el dinero en otras cosas…

Ante esta situación se me ocurrió la idea para este post. Os intentaré ofrecer las claves sobre cómo utilizar un cupón en distintas situaciones puesto que ajustarse a un presupuesto y tener una vida social no siempre es fácil. Para este propósito les he pedido ayuda a distintos amigos que han vivido situaciones similares: Inés, Carlos, Óscar, María, Chema y Lola.

Utilizar un cupón: primeras citas

Cuando el tema se debatió en los Estados Unidos (atención el artículo es en inglés), el 90% de los hombres y mujeres de entre 30 a 50 años pensaban que utilizar un cupón en la primera cita era completamente inaceptable. Creían que las finanzas, como la política, son temas que no se deben discutir en una primera cita. Aunque la primera vez que conoces a alguien nunca es fácil acertar.

En la generación un poco más joven – de 18 a 30 años-, que a menudo se caracteriza por tener «citas rápidas», el 65% indicaron que no sólo sentían que el hecho de utilizar un cupón podría estropear la cita, sino que también les haría sentirse menos importantes. El otro 35% restante opinaba, que a pesar de que nunca lo habían intentado, si se podría considerar, pese a que pensaban que era algo más específico para las «parejas».

Nuestros expertos están de acuerdo. Óscar: «El dinero, como la religión y la política, es uno de esos temas que es mejor evitarlo cuando empiezas a conocer una persona nueva, ya sea una persona con la cual podías tener una relación romántica o incluso un nuevo amigo». Por su parte, Lola nos dice: «mantén el cupón en el bolso hasta que estés con un familiar íntimo o un viejo amigo al que no le importe si lo utilizas o no”.

Si tu presupuesto no da para restaurantes, aunque hay algunos trucos para ahorrar con Tripadvisor, Carlos recomienda: “Les invito a un café o les digo que me acompañen a sacar el perro al parque o a hacer senderismo y almorzamos unos bocadillos juntos después». La última palabra la tiene Inés “creo que otra persona puede quedar más impresionada por el pensamiento y la planificación que hay en una cita que por lo que se paga al final».

 Utilizar un cupón: comidas de trabajo

Mientras traerse el bocadillo de casa es más rentable, a veces las comidas juntas son el pegamento que mantiene las relaciones. Chema comenta: “ocasionalmente me salto las bebidas después del trabajo, pero intento ir al almuerzo una o dos veces semanales”. Inés cree que si no fuera nunca, sus compañeros podrían pensar que no es divertida y ni agradable.

Por el contrario, Carlos añade: «Si mis compañeros tienden a ir a restaurantes caros, tomo el tiempo de buscar un restaurante que tiene un generoso (y barato) menú del día y lo sugiero para la próxima. ¡A todos nos gusta comer bien por menos!».

Por la importancia que tiene para tejer una buena relación con tus compañeros de trabajo, es necesario, como dicen nuestros expertos, acudir con cierta frecuencia. Utilizar un cupón y ahorrarse algo de dinero en los restaurantes a los que acudáis es una decisión que depende, en este caso, de la confianza que tengas con ellos.

Si tienes mucha amistad, sácalo sin problema y hazles ver que no tiene nada de malo (hay muchas ofertas en Groupon o Groupalia para todo tipo de restaurantes). Si aún les estás conociendo, guárdatelo para cuando ya sepan cómo eres realmente y ese gesto no induzca a confusión.

Utilizar un cupón: cena con amigos

Hay diferentes maneras de abordar este tema según nuestros expertos. Se puede hacer como Carlos en el último ejemplo y sugerir una alternativa más barata para la próxima vez. Lola opina «Si son amigas, explico que estoy a dieta de austeridad en estos días y estoy buscando un lugar donde se puede pedir aperitivos solamente”.
Si no se puede cambiar de restaurante sutilmente o crear una estrategia. Pide dos entrantes en vez de un plato principal más caro, sólo toma una botella de agua en vez de alcohol, y si tomas alcohol, un vaso de vino en vez de tres cóctelesOtra opción es organizar una cena en tu casa, comprando alimentos al mejor precio en supermercados como Mercadona o Hipercor.

Lo que todos están de acuerdo es que se debe tratar de ir siempre que se pueda. Inés lo resume así: «Intento no perder la oportunidad de socializar con los amigos y conocer a gente nueva – las amistades hay que alimentarlas y nunca sabes cuándo te surgirá la próxima oportunidad. O si no son amistades, puede ser el amor”.

Utilizar un cupón: fiesta de cumpleaños

Aquí las opiniones están divididas entre nuestros expertos. Lola dice «¿Por qué no? me parece aceptable que te inviten una vez al año en tu día especial».

Carlos, sin embargo, dice: » Esta es una manía mía. Yo no entiendo lo de invitar a la gente a un lugar específico y luego esperar que ellos paguen sus propios gastos. Tu fecha de nacimiento no es una oportunidad para que tus amigos te inunden con regalos y favores. Más bien, es un momento para celebrar tus amistades y honrar a los seres queridos. Si quieres celebrar tu cumpleaños con amigos, y no tienes dinero, entonces invítalos a tu casa y haz una cena o pide unas pizzas.”

Así que ya lo sabéis: precaución y estudiar la situación. Puedes tejer relaciones sociales y, al mismo tiempo, ahorrar.