Seleccionar página

En tiempos de crisis nos vemos obligados a cambiar nuestros hábitos de consumo y recortar en algunos pequeños lujos para poder ahorrar algo de dinero a final de mes. Uno de estos hábitos es el de comer fuera de casa, aunque en ocasiones puede ser complicado. Por eso, hoy te traigo este post con sencillas recetas para llevar al trabajo que te ayudarán a ahorrar.

Si todavía no estás muy convencido de unirte a la moda del táper en este post encontrarás algunas razones para convencerte y las mejores recetas para llevar al trabajo. ¡Vamos allá!

Razones para unirse a la moda del táper

La moda del táper está ganando cada vez más adeptos entre los trabajadores. Pero su beneficio no es solo el económico, hay otras razones por las que deberías unirte a este movimiento.

  • Control de la dieta: como vimos en el post de reducir calorías en nuestra dieta diaria, es muy sencillo comer más sano con pequeños trucos. Sin embargo, estos trucos se complican cuando no somos nosotros los que tenemos que preparar la comida. En cambio, si prepararas tus propias recetas para llevar al trabajo podrás cuidar tu dieta sin complicaciones.
  • Ahorro: una de las principales ventajas de llevar tu propia comida al trabajo es poder ahorrar en restaurantes. Por muy barato que sea el menú que comamos, siempre será más baratos que preparemos nuestras propias recetas para llevar al trabajo.
  • Aprovechar más el tiempo libre: normalmente los que trabajamos sabemos que no tenemos mucho tiempo para comer y tener que salir a comer fuera puede que nos impida relajarnos durante este tiempo. Por eso, si preparas tus recetas para llevar al trabajo podrás disfrutar de tu tiempo libre para leer un libro o relajarte charlando con los compañeros.
  • Comer al aire libre: relacionado con el punto anterior, llevar tu táper con comida al trabajo te permite poder comer donde quieras. Si tienes cerca algún parque te servirá para desconectar de la oficina.

Una de las pocas desventajas que puedes encontrar es tener que preparar tu comida cuando llegas a casa, pero hoy en día es muy fácil cocinar recetas como las que te enseñaré abajo, o las que vimos en el post de cocinar con microondas.

En cuanto al recipiente, no tienes que preocuparte, ya que hoy en día es muy fácil encontrar cualquier tipo de táper o bolsa. Yo compré la mía en El Corte Inglés, donde encontrarás una gran variedad de modelos.

Ideas de recetas para llevar al trabajo

A mí me encanta cocinar, pero no siempre encuentro tiempo. Al volver a casa de trabajar no me apetece mucho meterme en la cocina durante horas, por lo que siempre intento ser práctica y encontrar recetas que no me lleven mucho tiempo.

Normalmente se asocia tener poco tiempo a la comida rápida, pero con estas ideas de recetas para llevar al trabajo verás que es posible comer sano sin pasar mucho tiempo en la cocina.

Bacalao con garbanzos

Ingredientes:

  • 1 bote grande de garbanzos
  • Bacalo
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajos
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Nata para cocinar (la puedes sustituir por crema de soja)

Preparación:

En primer lugar, pon el bacalao en una bandeja apta para el horno y cocínalo durante 10 minutos. Cuando esté bien cocido, sácalo del horno y tritúralo.

Pica la cebolla en pequeños trozos y ponla en una sartén junto con el ajo y aceite de oliva. Cuando la cebolla y el ajo estén dorados, añade el bacalao y un poco de pimienta para darle un toque picante.

Una vez que esté cocinado ponlo en un recipiente apto para el horno, junto con los garbanzos y cúbrelos con la nata para cocinar. Hornéalos durante 30 minutos a una temperatura de 180º C. y ya tienes lista la primera de las recetas para llevar al trabajo.

Pollo con espinacas y mozzarella

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 tazas de hojas de espinacas
  • 4 cucharadas de tomate triturado
  • 1 taza de queso mozzarella
  • 3 grandes rebanadas de pan de hogaza
  • Aceite
  • Orégano
  • Ajo en polvo

Preparación:

Precalienta en horno a 200º C. Saltea las espinacas con un poco de ajo en polvo y unas gotas de aceite de oliva. En un robot de cocina, coloca las rebanadas de pan a trozos, orégano, ajo en polvo y un poco de aceite de oliva. Pica el pan hasta que obtengas la textura del pan rallado.

Engrasa la base de una bandeja de horno con un poco de aceite de oliva. Coloca en primer lugar las pechugas de pollo, cúbrelas con una capa de espinacas, otra capa de tomate triturado, el queso mozzarella y por último el pan rallado.

Hornéalo durante 15 o 20 minutos hasta que el pan rallado quede perfectamente dorado.

Quiché con brocoli

Ingredientes:

  • 1 taza y media de brócoli
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 bote pequeño de champiñones
  • 1 taza de espinacas
  • Masa quebrada
  • Queso rallado
  • 4 huevos
  • Nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta cayena

Preparación:

En primer lugar, hierve el brócoli en agua y sal durante cinco minutos. Pica la cebolla, los pimientos y los champiñones en pequeños dados. Cocínalos en una sartén con un poco de aceite. Condiméntalo al gusto con sal y pimienta cayena. Hacer una forma de empanada con la masa quebrada y colocar la mezcla de verduras dentro.

Espolvorea con queso rallado, bate cuatro huevos con un cartón de nata para cocinar y sazonar con sal y pimienta. Por último, vierte la mezcla en la parte superior de la empanada y hornear a 180º C. durante 15 minutos.

Como habrás podido ver, estas recetas para llevar al trabajo son muy sencillas de cocinar y están deliciosas. Para conseguir un poco de ahorro extra te recomiendo que busques los mejores códigos descuento en alimentación en tiendas como Comefruta, Deliberry o Nutritienda.

Con estas recetas para llevar al trabajo y los snacks saludables para media mañana ya no tienes excusas para no cuidarte mientras ahorrar dinero.

Si tienes más recetas para llevar al trabajo sencillas de preparar, puedes compartirlas con nosotros en los comentarios de este post.